Como hacer hojas de chocolate

Primero elegimos las hojas que vamos a utilizar de cualquier planta de nuestro jardín o de algún vecino o amigo.
Pueden ser de un rosal o bien las hojas de la Santa Rita sobre todo la de flor roja, pues tiene formas ondeadas que le dan más naturalidad o bien hojas de alguna hiedra que quedan muy bonitas. Al cortarlas tener la precaución de dejarles un poco de tallo. Fundamental que la hoja tenga consistencia que no sea frágil.

Primero se lavan y se dejan secar bien.
Recuerden que lo que está prohibido es la humedad en el chocolate cobertura tal como lo explicamos detalladamente aquí Chocolate cobertura y como templarlo correctamente.

Disponemos para ello de unos 300grs de chocolate cobertura de buena calidad.
Lo cortamos en trozos no demasiado pequeños y lo colocamos en un bol que pueda ir a baño María.
Pude ser de vidrio, loza o plástico.

Aparte ponemos agua en una cacerola.
El tamaño de la cacerola debe ser acorde al bol que contiene el chocolate, como se ve en la figura y el fondo del bol debe encajar bien en la cacerola.
Esto se hace para que al salir vapor del agua, éste no afecte el chocolate.

Primero se lleva al fuego la cacerola y cuando el agua está caliente sin llegar al hervor, se retira y se pone el bol con el chocolate en ella.

El fondo del bol no puede tocar el agua.

Se deja unos minutos y luego con cuidado se retira y se comienza a trabajar con una cuchara para que todos los componentes del chocolate comiencen a mezclarse.
A medida que lo vamos
mezclando veremos como el chocolate comienza a disolverse.
Luego se vuelve a poner unos minutos más a baño María, se vuelve a retirar y se vuelve a batir y así continuamos hasta que notamos que se a disuelto totalmente quedando como una crema ligeramente espesa.
Es el momento de aplicarlo.

También se puede disolver empleando el microondas.
Poner el bol con el chocolate e ir probando con 30 segundos, retirar, batir y volver a poner en el microondas, pero siempre en tiempos cortos para no pasarlo de cocción y desperdiciar el chocolate.
Lo fundamental es batirlo bastante pero siempre en forma suave y con la mano floja.

Hojas de chocolate
Primero tener papel blanco sobre la mesa de trabajo, para ir apoyando las piezas de chocolate.

Tomar la hoja del cabo y apoyarla con cuidado sobre el chocolate, de forma que se pueda bañar toda la cara, también se pueden ayudar con una cuchara para bañarla eso es a criterio de cada uno, lo que les resulte más fácil.

La hojas se pueden bañar tanto del lado derecho como del lado del revés donde tienen las nervaduras, pero siempre de un lado solo.
Una vez bañadas se van apoyando sobre el papel y se dejan hasta que el chocolate esté bien seco.

También para apurar el secado se pueden poner unos minutos en la heladera, pero siempre debe ser plazos cortos porque el frío del refrigerador opaca la figura y desmejora su color.

Luego, tomándola del tallo se la va despegando con cuidado. Una vez prontas se guardan en recipientes herméticos hasta el momento de utilizarlas.

fuente: Solo postres

Subscribe

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

No comments yet.

Deja un comentario